ANTONIO GALA VELASCO, Enemigo íntimo

Antonio Gala Velasco nació el 2 en octubre de 1936 en Brazatortas (Ciudad Real). Aunque manchego por nacimiento, Gala afirma haberse considerado siempre cordobés por haber transcurrido allí los primeros años de su vida.

El mundo literario lo atrapó desde muy pequeño y, a los cinco años, ya había debutado en la escritura a través de un relato corto al que se sumó, dos años después, una obra teatral. Estudió desde la temprana edad de 15 años la carrera de Derecho en la Universidad de Sevilla y, como alumno libre, las de Filosofía y Letras y Ciencias Políticas y Económicas en la Universidad de Madrid, obteniendo licenciaturas en todas ellas. Por ese entonces, el joven universitario publicó sus poemas en diversos medios como “Escorial”, “Platero” y “Cántico” y fundó dos revistas.

Al acabar sus estudios universitarios, inició la preparación de oposiciones al Cuerpo de Abogados del Estado, abandonándolo en un gesto que él recuerda como de rebeldía ante las presiones de su padre, para ingresar después en los Cartujos. Pero la rígida disciplina monástica no estaba hecha para él, y, como cuenta en su autobiografía, Ahora hablaré de mí (2000), fue expulsado de la orden.

Se traslada a Portugal y comenzó a vivir de forma bohemia. Allí se dedicó a enseñar filosofía e historia del arte y recibió, por su obra “Enemigo íntimo”, un accésit del Premio Adonais de Poesía que marcó el inicio de lo que, con los años, se transformaría en una exitosa y premiada carrera ligada al teatro y al periodismo.

En 1962, el escritor abandona Portugal y se instala por un año en Florencia, Italia, época en la cual publicó poemas de “La deshora” en los “Cuadernos hispanoamericanos”. Con el paso del tiempo, este autor que comenzó a mostrarse con sus clásicos bastones tras superar una grave enfermedad que casi resulta mortal, logró convertirse en una figura popular dentro de la literatura española.

En este sentido, cabe destacar que gran parte de los artículos que Gala publicó en el suplemento dominical de “El País”, fueron recopilados en libros debido a la trascendencia que habían adquirido.

Convertido ya en un personaje altamente popular de la literatura española, comenzó a escribir novelas en los años noventa, iniciándose con El manuscrito carmesí, que fue presentada, y ganó, el muy comercial Premio Planeta

“Más allá del jardín”, “La regla de tres”, “Las afueras de Dios”, “El dueño de la herida” y “El pedestal de las estatuas” son algunas de las numerosas obras escritas por Antonio Gala, un premiado y reconocido español que, más allá de crear textos literarios, presidió la Asociación de Amistad Hispano-Árabe y creó la Fundación Antonio Gala para Creadores Jóvenes que lleva su nombre y se dedica a promover y contribuir con la labor de jóvenes artistas, entre otras actividades. Granada de los Nazaríes o Andaluz, ambos de 1994 y la publicación de recopilaciones como Córdoba de Gala (1993) son fruto de su interés por la cultura andalusí, de la que se siente partícipe.

albero-e-mare-300x225

ENEMIGO ÍNTIMO

Hay tardes en que todo
huele a enebro quemado
y a tierra prometida.
Tardes en que está cerca el mar y se oye
la voz que dice: “Ven”.
Pero algo nos retiene todavía
junto a los otros: el amor, el verbo
transitivo, con su pequeña garra
de lobezno o su esperanza apenas.
No ha llegado el momento. La partida
no puede improvisarse, porque sólo
al final de una savia prolongada,
de una pausada sangre,
brota la espiga desde
la simiente enterrada.

En esas largas
tardes en que se toca casi el mar
y su música, un poco
más y nos bastaría
cerrar los ojos para morir. Viene
de abajo la llamada, del lugar
donde se desmorona la apariencia
del fruto y sólo queda su dulzor.
Pero hemos de aguardar
un tiempo aún: más labios, más caricias,
el amor otra vez, la misma, porque
la vida y el amor transcurren juntos
o son quizá una sola
enfermedad mortal.

Hay tardes de domingo en que se sabe
que algo está consumándose entre el cálido
alborozo del mundo,
y en las que recostar sobre la hierba
la cabeza no es más que un tibio ensayo
de la muerte. Y está
bien todo entonces, y se ordena todo,
y una firme alegría nos inunda
de abril seguro. Vuelven
las estrellas el rostro hacia nosotros
para la despedida.
Dispone un hueco exacto
la tierra. Se percibe
el pulso azul del mar. “Esto era aquello”.
Con esmero el olvido ha principiado
su menuda tarea…

Y de repente
busca una boca nuestra boca, y unas
manos oprimen nuestras manos y hay
una amorosa voz
que nos dice: “Despierta.
Estoy yo aquí. Levántate”. Y vivimos.

Anuncios
Publicado en Escritores, Poemas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Retales

wpid-20150923_033402.png

Trozos descosidos
se apilan en mi mente,
algunos ya raídos
por el tiempo.

Retales,
que un día fueron manta
y daban cobijo a un alma sola.

Aquella mañana de agosto
se quemaron los hilos,
quedaron desmembrados
los restos.

No hay recuerdos,
sólo quedan despojos de un sueño
que como un lastre te hunden
en una oscuridad salada.

Sutil silencio de rotos
que se desgarran en las sombras,
donde un instante se desvanece
en una muerte seca.

Publicado en Poemas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Haikus de primavera

FLORES EN LA NIEVE

Quiero florecer,

susurró el invierno

ya fui verano.

rio helado

Aguas del río

heladas y dormidas

ya se derriten.

Publicado en Haikus | Etiquetado , , | Deja un comentario

CESARE PAVESE, Vendrá la muerte y tendrá tus ojos

11997432_1163986170283270_529859174_nEste gran poeta y novelista italiano fue uno de los más importantes del siglo XX. Nació en el pueblo piamontés de Santo Stefano Belbo en 1908. Estudió filología inglesa y, tras su licenciatura, se dedicó por completo a traducir a numerosos escritores norteamericanos, como Sherwood Anderson, Gertrude Stein, John Steinbeck y Ernest Hemingway, entre otros, así como a escribir crítica literaria que hoy se considera clásica. Durante toda su vida, Pavese tratará de vencer la soledad interior, que veía como una condena y una vocación. Se suicidó a los cuarenta y dos años de edad, en una habitación de hotel en Turín, después de haber recibido un premio literario por su libro El bello verano (1949) y desde entonces la dimensión de su obra poética no ha dejado de incrementarse. Su diario se publicó póstumamente, en 1952, bajo el título El oficio de vivir, y concluye con la frase anunciadora de su decisión personal.

En el año 1957, se creó un premio literario con su nombre para honrar su memoria.

Publicado en Escritores, Poemas | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Sueños y desvelos

image

Silencioso sueño,
me invades sin darme cuenta,
cierras mis párpados
y  me abandono a tu voluntad.

Silencioso sueño,
suavemente te deslizas,
acaricias mi alma,
Y acunas mi espíritu.

En ocasiones,
te siento ausente,
Y la noche se hace dueña
de mis desvelos.

Publicado en Poemas | Etiquetado , , | Deja un comentario

De silencios y abismos. Un reencuentro.

Aquí os dejo un poema de Raúl Velasco Sánchez.
Este poema me transmite melancolía, y una realidad que sucede en algunas ocasiones, cuando recordamos momentos de nuestro pasado, donde nos sentimos abrumados por nuestra propia mente oscura.

El rincón de las palabras

De silencios y abismos. Un reencuentro.

 Featured image
¿Recuerdas /////// aquel silencio
habitado
//////por despojos del derrumbe
los rastros fríos /////// del naufragio
como madejas ////// cristalizadas
///////al otro lado del espejo?
¿Recuerdas
la sombra /////// proyectada
/////// sobre las paredes blanquísimas
el tictac furioso /////// de aquel reloj
//////en el salón de pasos perdidos?
¿Recuerdas
el movimiento de las olas
arrastrando ///////nombres, caras, voces,
abismos
///////por las callejas del laberinto?
El latido ////// de todo aquello
///////aún resuena sobre la mesa.
Tu mirada perdida
////// busca el olvido
pero sólo ////// haya consuelo
/////cuando encuentra la realidad
fuera de ella.

Ver la entrada original

Publicado en Poemas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Fin del camino

parque-central-ciudad-de-guatemala-1

Relato incluido en el libro “I CONCURSO INTERNACIONAL  MICRO CUENTOS” de Ediciones de Letras_. Espero que os guste. Comentad impresiones.

Subiendo por la calle ancha, pensaba en todas las veces que había paseado por ella. Tuve la sensación de que mi tiempo se detuvo en el pasado. Me senté junto a la fuente, cerca de la iglesia cuyas campanas repicaban llamando a los feligreses para oír misa. Miré hacia arriba, el sol se colaba entre las hojas de los árboles dando calidez a la plaza que tantos recuerdos me aportaba.

-Que solo estoy. -Murmuré, sin darme cuenta.

-Yo también me siento sola. -Dijo una voz a mi lado.

Al mirar, vi una mujer, tendría mi edad, con el pelo cano y una blusa color celeste.

-¿Quieres que vayamos juntos a misa?, así no estaremos tan solos.

Y desde entonces su sonrisa se unió a la mía.

Publicado en Microcuentos, Relatos | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Haiku de invierno

Un haiku es una estrofa poética originaria de la literatura japonesa clásica que pretende expresar en sólo tres versos un sentimiento breve y sincero , surgido normalmente ante la contemplación de la naturaleza o también ante sentimientos sobre el amor, la muerte, la enfermedad, el dolor o ante cualquier momento vivido.
TIGRE DE LAS NIEVES

Despierta el día,

el frío eriza mi piel,

cae la nieve.

Publicado en Haikus, Nanorrelatos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Odio

images

Tu alma…ventana cerrada.

Tu mente…mecánica oscuridad.

Tu corazón…olvido amargo.

Tu risa…despojo de calles vacías.

Publicado en Nanorrelatos, Poemas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Delirio nocturno

bl

Cuando no quieres pensar,
y el eco de tu voz resuena en tu mente,
repitiendo esas frases inútiles y dañinas.

Cuando no quieres oír,
el latir angustiado dentro de tu pecho,
ni la respiración acelerándose.

Cuando la noche es casi eterna,
y esperas un mañana distinto,
sin el peso de tu propia existencia.

Y el consuelo es soñar despierto,
hasta que se vaya el insomnio,
o llorar y caer de cansancio.

Publicado en Poemas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario